30 mayo, 2006

Personajes

Giuseppe Verdi



Compositor de ópera italiano, cuyas obras están consideradas entre las mejores de la historia de la ópera. Nació el 10 de octubre de 1813 en Roncole, estado de Parma, que por entonces se encontraba bajo el gobierno francés. Hijo de campesinos analfabetos, estudió música en la vecina ciudad de Busseto donde encontró unos protectores en los esposos Barezzi. Cuando en 1832 fue rechazado por el conservatorio de Milán a causa de su juventud y de que "sus ejercicios no mostraban especiales aptitudes para la música", entró como discípulo del compositor milanés Vincenzo Lavigna. Volvió a Bussetto en 1833 como director de la Sociedad Filarmónica.

A la edad de 25 años Verdi volvió a Milán. Su primera ópera Oberto conde de San Bonifacio se estrenó en 1839 en La Scala con escaso éxito. Su ópera cómica Un giorno di regno (Un día de reino, 1840) fue un fracaso y Verdi, ya afectado por las muertes recientes de su mujer Margarita Barezzi y de dos de sus hijos, decidió abandonar la composición. Pero al cabo de un año el director de La Scala logró convencerlo para que escribiera Nabucco (1842). Esta ópera que escribió en menos de tres meses, causó gran sensación, ya que el tema de la cautividad de los judíos en Babilonia fue considerado por el público italiano como una alusión a la oposición al gobierno austriaco en el norte de Italia.

Poco a poco fue imponiéndose la costumbre de aclamar a Víctor Manuel como rey de Italia al decir "Viva Verdi" ya que el nombre del compositor era un acrónimo de la frase "Vittorio Emanuele Rè d'Italia". A estas óperas siguieron I Lombardi alla prima crociata (1843) y Ernani (1844), ambas de gran éxito. De las 11 óperas siguientes sólo Macbeth (1847) y Luisa Miller (1849) se mantienen en el repertorio actual de ópera. Rigoletto (1851), Il trovatore (1853) inspirada en El Trovador del escritor español Antonio García Gutiérrez y La Traviata (1853), que supusieron su consagración, se encuentran entre las óperas más populares de todos los tiempos.

Las óperas que Verdi escribió en su madurez, entre las que se encuentran Las Vísperas Sicilianas (1855), Simone Bocanegra (1857) Un ballo in maschera (1859), La forza del destino (1862) y Don Carlo (1867), muestran una gran maestría en la caracterización musical y una mayor preponderancia del papel orquestal. Aida (1871), también de este periodo y probablemente la ópera más popular de Verdi, fue un encargo del virrey de Egipto para celebrar la inauguración del Canal de Suez y su estreno se produjo en El Cairo. Tres años después Verdi compuso su obra no operística más importante el Réquiem (1874) para conmemorar la muerte del novelista italiano Alessandro Manzoni (aunque existía una versión del Libera me en memoria de Gioacchino Rossini, fallecido en 1868). Entre las composiciones no operísticas de Verdi cabe citar la cantata dramática Inno delle nazioni (1862) y el Cuarteto para cuerda en mi menor (1873) así como un TeDeum, compuesto a los 85 años y otras obras religiosas.
A la edad de 70 años después de un silencio de 13 años después de escribir el Requiem Verdi compuso tal vez su mejor ópera, Otello (1887), con un libreto que el compositor y libretista italiano Arrigo Boito había adaptado hábilmente de la tragedia de William Shakespeare. A continuación compuso su última ópera Falstaff (1893), igualmente adaptada por Boito de la obra de Shakespeare y considerada como una de las mejores óperas cómicas. Verdi falleció el 27 de enero de 1901 en Milán. La obra de Verdi destaca por su intensidad emocional, sus melodías armónicas y sus caracterizaciones dramáticas. Transformó la ópera italiana, que hasta entonces utilizaba argumentos tradicionales, libretos anticuados y enfatizaba la parte vocal, para crear una entidad musical y dramática unificada. Actualmente sus óperas se encuentran entre las más representadas en todo el mundo.

La canción de la semana


Powered by Castpost

Canción: Alagoas
Autor: Djavan
Intérprete: Djavan

Coméntala!!!

27 mayo, 2006

Algo de poética...

LA RENUNCIA
He renunciado a ti. No era posible.
Fueron vapores de la fantasía;
son ficciones que a veces dan a lo inaccesible
una proximidad de lejanía.

Yo me quedé mirando cómo el río se iba
poniendo encinta de la estrella...
Hundí mis manos locas hacia ella
y supe que la estrella estaba arriba...

He renunciado a ti, serenamente,
como renuncia a Dios el delincuente;
he renunciado a ti como el mendigo
que no se deja ver del viejo amigo;
como el que ve partir grandes navíos
con rumbos hacia imposibles y ansiados continentes;
como el perro que apaga sus amorosos bríos
cuando hay un perro grande que le enseña los dientes;
como el marino que renuncia al puerto
y el buque errante que renuncia al faro
y como el ciego junto al libro abierto
y el niño pobre ante el juguete caro.

He renunciado a ti, como renuncia
el loco a la palabra que su boca pronuncia;
como esos granujillas otoñales,
con los ojos estáticos y las manos vacías,
que empañan su renuncia, soplando los cristales
en los escaparates de las confiterías...
He renunciado a ti, y a cada instante
renunciamos un poco de lo que antes quisimos
y al final, cuántas veces el anhelo menguante
pide un pedazo de lo que antes fuimos!

Yo voy hacia mi propio nivel. Ya estoy tranquilo.
Cuando renuncie a todo, seré mi propio dueño;
desbaratando encajes regresaré hasta el hilo.
La renuncia es el viaje de regreso del sueño...

Andres Eloy Blanco

24 mayo, 2006

Radio Inteligente en Internet: PANDORA

¿Se pueden imaginar una estación de radio a la que le podamos enseñar qué nos gusta y qué no nos gusta escuchar, y que ella nos ofrezca música ilimitada que nos agrade siempre? Ya existe. Viene en distintos "sabores y colores" pero el que vamos a reseñar y recomendar se llama PANDORA (www.pandora.com)

El sistema es bastante sencillo e intuitivo: el usuario debe crear una cuenta (nombre y contraseña) y luego debe crear su primera estación de radio. ¿Cómo lo hace? PANDORA aprende de tí. Primero el sistema te pide que le escribas el nombre de un artista, grupo o canción que te guste, y en función a eso comienza a elaborar una lista inteligente de música con características similares a lo que tu escribiste. Aquí va un ejemplo:

Yo escribí COUNTING CROWES (la agrupación estadounidense responsable del hit Mr.Jones del siglo pasado)... la primera canción que me colocó fue de este grupo, pero, oh, sorpresa, la segunda canción fue de U2. Yo como usuario busqué la opción de "porqué me estás poniendo esta canción?" y el sistema me contestó: al iniciar con counting crowes <> quedé estupefacto.

El sistema es tan inteligente que uno puede señalar cuando una canción que está sonando aleatoriamente no nos gusta y el PANDORA se encarga de refinar la radio para que no vuelva a sonar nunca y tampoco suene nada parecido. Estos procedimientos para enseñar al PANDORA son muy sencillos, todo consiste en presionar el botón GUIDE US (guíanos) y luego decidir entre las 5 opciones posibles:

I really like this song (me gustó mucho esta canción)
I don´t like this song (no me gustó esta canción)
I´m tired of this song - don´t play it for a month (me cansé de esta canción, no la vuelva a colocar hasta dentro de un mes)
Why is this song playing? (Porqué está sonando esta canción!?)
I want to add more kinds of music to this station (quiero agregar otro tipo de música a esta estación)

Así es. En eso consiste PANDORA, sencillo y adictivo. Ah. Se me olvidaba. No hay que bajar ningun programa especial, sólo se necesita internet, y esto quiere decir que se puede escuchar en cualquier computador. Imagínense: su música en todas partes!

Mi recomendación para los amigos de la Escuela Contemporánea de la Voz es que se inscriban ya en Pandora.com y que comiencen a buscar música de grandes cantantes (Mc.Ferrin, Manhattan Transfer, Armstrong) y disfruten de una herramienta tecnológica realmente genial.


Rafael Velásquez

(Rafael es colaborador de este blog para los temas de Música e Internet, relacionados con la ECV)

La pregunta de la semana


La pregunta de la semana es una forma de interactuar con temas que nos relacionan e interesan a todos los que integramos la comunidad de la ECV, para nuestros profesores, alumnos, allegados y cualquier interesado en el mundo de la música y el canto, va la pregunta:

¿Cómo definirías la obra discográfica "Livro" 1997, de Caetano Veloso y qué incidencia tiene dentro del ámbito musical esta producción?

23 mayo, 2006

Yo tambien necesito cantar...

El canto es una de las expresiones más comunes de los seres humanos, se podría decir que es algo que pertenece a su naturaleza. Entre nuestras complejas formas de comunicación, el habla es la muestra de lo sofisticado que ha llegado a ser el ser humano en el ámbito comunicacional. El desarrollo de complejos códigos fonéticos, es decir, la organización de distintos sonidos articulados que se conjugan para llevar un mensaje a un semejante, es lo que nos ha hecho sobrevivir a las leyes evolutivas. Así como algunos animales desarrollan ciertos sentidos para su adaptación al medio ambiente, la habilidad mas desarrollada del ser humano es la comunicación. Y en ese sentido, que es propio de nuestra naturaleza y punta de lanza de la supervivencia de la especie, hemos llegado a desarrollar formas de comunicación especializadas y elaboradas, entre las cuales el canto es una de las máximas expresiones, en mi opinión.

Quizá por esa razón, por la necesidad de elaborar mensajes a través la voz y por el impulso creativo y artístico que habita intrínsecamente en el ser humano, es tan común que las personas se sientan inclinadas hacia el canto, a pesar de que en muchos casos no confíen en su talento para tal fin. Es muy frecuente que las personas me comenten: “a mi me gusta cantar, pero en la ducha” o “yo siempre he querido cantar, pero soy muy sordo”. A ese tipo de comentarios siempre respondo que si realmente están interesados, solo es cuestión de tiempo y dedicación que los ayude a cambiar de opinión. Si el ser humano pasa la vida entera entonando su voz para dar énfasis, matiz y sentido a las expresiones orales, el camino natural hacia el canto está casi labrado, los ingredientes faltantes son la técnica, la cultura y la musicalidad, todas estas habilidades que son producto del estudio y del entrenamiento. De seguro esta posición puede ser mal vista por aquellos que defienden la idea de que “se nace con el talento para cantar”, pero mi visión al respecto es que más bien se nace en lugares donde la semilla del canto es prolífera y empapa la vida de la persona afortunada por haber nacido ahí. El canto es de hecho una necesidad natural del hombre, el que no canta se priva de ella.

No es mi intención con esta afirmación decir que todo el mundo debería dedicarse al canto profesionalmente, si no que es sano para el ser humano permitirle a su naturaleza los espacios necesarios para desplegarse a través del desarrollo de actividades artísticas, que impulsen sus sentidos y lo conecten con su cuerpo. De esta forma, como desahogo a la necesidad de expresión del ser humano a través de su cuerpo y su voz, las manifestaciones que históricamente han sido preferidas por la gente son la danza y el canto. No es casualidad que estas dos actividades siempre hayan estado ligadas y que existan tantos géneros en tantas latitudes que mezclan el canto y el baile. De hecho, bailar se ha convertido en una cuestión primaria para la aceptación social en la cultura occidental y en algunas otras. Entonces, por qué deberíamos pensar en el canto como una disciplina reservada sólo para algunas personas.

Debo decir que hay grados de preparación para todas las actividades humanas, que tienen que ver con el nivel de interés que tenga la persona que se aplica en determinada área. En la danza hay grandes profesionales y genios de esa excelsa disciplina, así como aficionados, y personas que bailan sin ninguna preparación profesional. En el canto sucede algo parecido, pero no todo el mundo se atreve a cantar por miedo a la crítica ajena. La aceptación social que puede tener una persona que baila torpemente y sin técnica, no es la misma que la que canta de ese modo. Quizá por esa razón las personas se reprimen el deseo de cantar o lo anulan de su psique, pero bien podrían hacer conciencia de ello y desinhibirse. Hay muchas formas de drenar la necesidad de cantar, en general las personas buscan grupos corales o cantan en lugares públicos que tienen actividades para amateurs, lo ideal para canalizar esta necesidad es ponerse en las manos de profesionales en la materia que brinden una orientación pedagógica y muestren el camino a seguir.

El canto popular brinda la oportunidad a las personas de expresarse sin tener que apartarse de su imagen vocal o su espontaneidad, la recomendación es estudiar la técnica para preservar la voz sana y desarrollar la musicalidad, teniendo contacto con la música y estudiándola. Eso formará en cualquier individuo un conjunto de habilidades que pueden ser aplicadas en su cotidianidad sea cual sea la actividad comercial o profesional que realice, y le dará la oportunidad de practicar una disciplina que lo saque de la rutina y le permita limpiar su mente y conectarse con su cuerpo.

Recordemos que el canto es parte de nuestras necesidades humanas desde tiempos prehistóricos y que a pesar de la visión comercial y especializada que tiene el mundo moderno para todas sus actividades, el canto está en nosotros desde mucho antes que se inventara el dinero. Entonces, la invitación es a despojarse de las convenciones sociales y los complejos y a liberar la represión de cantar para convertir esta disciplina en parte de nuestra vida.


Lic. Alejandro Zavala
Coordinador académico ECV
correo@escueladelavoz.com

La Canción de la Semana


Powered by Castpost


Coméntala!!!!

22 mayo, 2006

La Respiración en el Canto

La voz sólo existe por el hecho de que la presión proveniente de los pulmones durante la espiración promueve y mantiene el sonido laríngeo. Para aprender a cantar es indispensable aprender a respirar bajo técnicas de entrenamiento específicas. No debemos olvidar que la respiración es la base de la fonación y por tanto el aparato respiratorio tiene funciones compartidas; o sea, es indispensable para la vida porque garantiza los intercambios gaseosos y químicos entre el aire y la sangre, y a su vez en el aspecto vocal perpetúa la fuente de materia prima para realizar la vocalización desde un punto de vista totalmente acústico.

La respiración es mayoritariamente inconsciente, instintiva, de movimientos regulares, rítmicos, simétricos y sincrónicos. Para el aprendiz de las técnicas de canto los movimientos respiratorios deben ser concientes, disciplinados, a fin de que se tornen activos y eficaces, lo que dará como resultado, luego de un prolongado entrenamiento, su disposición al servicio de la función vocal y de la música.

La respiración en la voz cantada se diferencia a la de la voz hablada. El control del soplo del cantante es fundamental, éste debe aprender a economizar, dosificar y regular constantemente el gasto del aire, según la intensidad, altura tonal, el timbre, la extensión y duración de las frases. El cantante debe retardar el cierre de las costillas con la ayuda de la sustentación diafragmático-intercostal y de la solidez de los músculos paravertebrales. Son las masas musculares las que, tomando como punto de apoyo la columna vertebral, regulan la presión espiratoria. Y sobre esta musculatura dorso-lumbar es que los músculos de la cincha abdominal y los de la parte inferior del tórax encontrarán un punto de resistencia. Entonces los profesionales del canto deben desarrollar una tonicidad muscular óptima para el mantenimiento del soplo fonatorio, la cual jamás debe ser excesiva, pero sí dosificada, sin esfuerzo y con posibilidades de relajación en todo momento.

La conciencia del proceso respiratorio es fundamental para el cantante, no solo por el hecho de que el aire es el combustible del canto, sino porque las habilidades requeridas por esta actividad en lo que se refiere a la respiración son de gran exigencia y mucho nivel de detalle. Asi pues, el cantante nunca debe subestimar la importancia de comprender el proceso respiratorio en su totalidad.

Ana Ilse Árraga

Bienvenido a nuestro blog

Enhorabuena, usted ha ingresado al blog de la Escuela Contemporánea de la Voz, ubicada en Caracas, Venezuela.

Bienvenido.